Por Tito López / vía radionotas.com

  1. Háblele al grupo objetivo de su emisora. Todo lo que usted diga o haga debe estar dirigido a la persona promedio de su target.
  2. Una cosa es hablarles sus oyentes y otra es hablar CON sus oyentes. Hable CON ellos. Su turno es para ellos, no para usted, así que procure usar un lenguaje que ellos puedan entender y hábleles de cosas que realmente les interesen. Si sus oyentes son adultos, hábleles como adultos y no como a niños.
  3. No asuma que sus oyentes de hoy escucharon su turno de ayer o antier. Si usted va a hacer referencia a algo que dijo tiempo atrás, asegúrese de explicarles la situación a los oyentes que probablemente no lo escucharon.  Si no contextualiza los va a perder.
  4. Salude a sus nuevos oyentes todos los días. Un número desconocido de nuevos oyentes escucharán su turno cada día. Ellos necesitan saber cosas como quién es usted, de quiénes son las otras voces que se escuchan en su turno o programa, qué tipo de emisora es ésta, qué otra información entrega su emisora, qué tanta música suena, qué tipo de música. Los oyentes nuevos lo estarán evaluando a usted y a su emisora todos los días. No los ignore. Usted tiene que venderse a usted mismo y a su emisora, de forma que estos nuevos oyentes se queden hoy y regresen mañana.
  5. Salude a sus oyentes habituales todos los días. Sus oyentes habituales conocen su rutina y dependen de la consistencia que usted le dé a su turno, pero no los ignore Muchos oyentes a menudo dicen que los disc-jockeys no agradecen que los escuchen. Agradézcales. Los oyentes le dedican su tiempo. Asegúrese de que ellos estén invirtiendo bien su tiempo en usted.
  6. Hable claramente y no se acelere. Recuerde que la mayoría de sus oyentes están envueltos en otras actividades mientras lo escuchan a usted, así que deles la oportunidad de hacerse entender. Los oyentes muchas veces se quejan de que no entienden lo que los locutores dicen, o que hablan muy rápido, o que entregan demasiada información en dos frases. Usted es un comunicador profesional, así que no cometa errores de aficionado al hablar demasiado rápido o de manera incomprensible.
  7. Acepte a sus oyentes como son y no los critique si no entienden lo que usted pretende hacer en su turno. Ellos no trabajan en radio como usted ni están pendientes de todo lo que usted hace. Probablemente acaban de encender el radio y no saben que la canción que están pidiendo sonó hace unos minutos.
  8. Sea usted mismo. A los oyentes no les gustan los disc-jockeys que TRATAN de ser chistosos o que TRATAN de ser controvertidos. No TRATE de ser alguien más. Sea usted mismo.
  9. Reconozca sus errores. Los oyentes saben que usted es un ser humano y no esperan que usted sea perfecto. Si usted se equivoca al pronunciar o decir algo, o comete alguna embarrada, admítalo.
  10. Diviértase. Los oyentes se dan cuenta de si usted realmente está disfrutando su trabajo. Si usted lo hace, ellos se contagiarán de su entusiasmo.