Por  Ana Gabriela Rodríguez Riera.  Especialista en el cuidado y rehabilitación de la voz    /

La voz es una herramienta maravillosa de comunicación y un instrumento de expresión artística.

Ésta a su vez es resultado de un complejo mecanismo biológico que tiende a cansarse con facilidad, más aún si trabajamos con ella todo el día y no le damos momentos de reposo.

El abuso vocal puede traer consecuencias importantes, no solo en la calidad acústica de la voz, sino en su salud (desde inflamación, disfonías,  hasta lesiones que pueden convertirse en problemas severos).

Por esto es importante agregar a los hábitos de higiene vocal momentos de descanso, para evitar cualquier complicación mayor.

Sorprendentemente podemos estar sobre utilizando nuestra voz, muchas veces sin darnos cuenta. En reiteradas ocasiones los profesionales de la voz están en alguna pauta, grabación, programa, ensayo, recital, clase, conferencia y demás actividades,  como parte de su trabajo y sumado esto a la comunicación habitual del día a día, terminan con fatiga vocal y esto se convierte en un crónico habito de abuso vocal, que puede ser altamente negativo para su ejercicio profesional.

A continuación te daremos algunas recomendaciones simples para hacer reposo vocal, donde te invitamos a tener momentos de silencio para evitar la fatiga vocal,  en diferentes partes del día:

  • Al revisar la computadora, celular o tablet. Es un buen momento para tener aunque sea unos minutos de silencio, son actividades que tenemos varias veces al día y podemos aprovechar para descansar a voz. Por ejemplo puedes escribir, en vez de mandar notas de voz.
  • Leyendo un buen libro, periódico o revista. Si eres amante de la lectura, te gusta estar informado o tienes afición por algún tipo de revista, este es tu momento ideal para descansar la voz.  Por supuesto lectura silenciosa, dedícale un rato  diario a esta actividad, tu voz lo agradecerá y tu cerebro también.
  • Entre una actividad vocal importante y otra. Cuando trabajamos con la voz, no nos damos cuenta que al terminar nos quedamos conversando con alguna persona, atendemos una llamada telefónica, hablamos con otros colegas y no tomamos unos minutos para descansar, al final del día puede haber mucha fatiga. Así que es importante tomar unos minutos de descanso.
  • Cuando comemos. Muchas veces la comida es un momento social, y otras no, podríamos aprovechar de hacer silencio cuando comemos y debemos recordar que muchas veces compartir no significa hablar necesariamente, comer sosegado y en silencio nos garantiza un buen reposo vocal y una mejor digestión.
  • En la ducha. Muchas personas son aficionados al canto en la ducha, si has tenido un día fatigado, aprovecha tu silencio y relájate.
  • Cuando disfrutas de tu programa favorito o vas al cine aprovecha y es un momento perfecto para disfrutar de tu programa y descansar la voz.
  • Al realizar ejercicio, el ejercicio es un buen momento para estar contigo mismo y dedicarle tiempo a tu cuerpo y darle reposo a tus cuerdas vocales.
  • Por supuesto cuando dormimos! Descansamos la voz,y todo el cuerpo.

Recuerda que tu voz es, única, cuídala